Blog

(Español) Premio gala del deporte

Posted by on Apr 17, 2016 in Blog | Comments Off on (Español) Premio gala del deporte

(Español) Premio gala del deporte

Sorry, this entry is only available in Español.

Read More

(Español) “Hacia una gestión mental optima en el deporte moderno”

Posted by on Apr 3, 2016 in Blog | Comments Off on (Español) “Hacia una gestión mental optima en el deporte moderno”

(Español) “Hacia una gestión mental optima en el deporte moderno”

Sorry, this entry is only available in Español.

Read More

(Español) Goles contra el olvido

Posted by on Nov 2, 2015 in Blog | Comments Off on (Español) Goles contra el olvido

(Español) Goles contra el olvido

Qué poquito cuesta hacer feliz a una persona y qué satisfacción da hacerlo posible. Por diferentes circunstancias, las personas nos necesitamos los unos a los otros, es la única forma de subsistir en este mundo. Somos como un equipo, no hay posibilidad de éxito si no trabajamos conjuntamente. Hace unos días viví una de las experiencias por la que me siento orgulloso de haber sido futbolista profesional durante una etapa de mi vida. Visité, junto a otros compañeros de diferentes generaciones, un Centro de tercera edad y un Centro de día con personas con deterioro cognitivo, Alzheimer. Para ser más claros, personas con pérdida de memoria. A la entrada al Centro, nos enseñaron las diferentes dependencias donde se realizan distintos talleres y la dinámica diaria de las personas con esta enfermedad. Entramos a una sala donde había entre doce y quince personas realizando un taller. La directora desvió un poco la atención hacia ella y pregunté: ¿a quién le gusta el fútbol?  Automáticamente levantaron la mano 7 u 8 personas, la directora nos presentó y surgió algo emocionante; todos nos recordaban cuando mencionaban nuestros nombres. Venían hacia nosotros, nos daban la mano, nos abrazaban, se ponían las manos en la cabeza al mismo tiempo que decían: “no me lo puedo creer, pero si tú eres Giner de Aboraya. Cómo subías la banda, qué fuerza. Recuerdo que jugabas con Voro y Camarasa, ¡qué defensa de valencianos!” Reconozco que en esos momentos me emocioné y hasta solté algunas lágrimas. Eran felices recordando momentos de 30 ó 40 años atrás,  y al mismo tiempo nos trasladábamos a esos momentos que recordaban al detalle, increíble. Me hicieron sentir como que estaba en activo. Mientras lo contaban, parecía como que estaba en el terreno de juego, en Mestalla, cogiendo el balón y galopando por la banda, al mismo tiempo que él y su padre se levantaban de su asiento en la grada y me empujaban con su ánimo para llegar a la portería contraria. No sé describirlo mejor, hay que verlo, escucharlos, entenderlos y disfrutar con ellos. Finalizo diciendo que todos, directa o indirectamente, corremos el riesgo de tener esta situación y por dura que sea tenemos que saber que ellos también pueden ser felices. Gracias a los profesionales que trabajan con ellos y gracias a ellos mismos por habernos hecho revivir momentos irrepetibles. Un abrazo Fernando...

Read More

(Español) La profesionalidad actual en el mundo del Fútbol

Posted by on Jul 27, 2015 in Blog | Comments Off on (Español) La profesionalidad actual en el mundo del Fútbol

(Español) La profesionalidad actual en el mundo del Fútbol

Me río de los que piensan que algunos de los futbolistas profesionales llegan a serlo por enchufe o que solo saben darle patadas a un balón. De la misma forma creen que los entrenadores, secretarios técnicos, directivos o presidentes que antes fueron futbolistas, ocupan y ejercen sus cargos por enchufe. Como todo en la vida puede haber algún caso, pero nadie se juega su prestigio, su dinero y su imagen ofreciendo alguno de estos cargos a gente que no esté capacitada. Tenemos que terminar de una vez por todas con los tópicos “es un enchufado” o “solo sabe darle patadas a un balón” cuando hablamos de futbolistas o ex futbolistas. Los tiempos han cambiado y los futbolistas de ahora, están más preparados y más concienciados de lo importante que es su formación para poder seguir activos el “día después”. Es cierto que este es un trabajo de concienciación que es más fácil trasmitir a los futbolistas cuando están en la base, porque cuando estan metidos en la vorágine del fútbol profesional, el día a día no les deja ver mas allá del partido, del entrenamiento, del viaje o de la concentración de turno y no somos conscientes de que nuestra actividad profesional termina un día determinado y nuestra vida terrestre continua. Por eso las Asociaciones de Futbolistas que existen en la mayoría de equipos profesionales deben de seguir trabajando en este aspecto. Los futbolistas retirados son importantes para transmitir a los jóvenes sus experiencias, antes, durante y después de sus diferentes etapas como profesionales. Los clubes deben respaldar el ofrecimiento de aquellos que durante un tiempo fueron referentes y son parte de la historia de cada entidad. Yo, por ejemplo, desde mi humilde posición quiero dar las gracias a todos los que ocupando puestos relevantes dais vuestra confianza a ex futbolistas con ilusión, ganas de trabajar y que están preparados. Y, sobre todo a todos los que tienen la oportunidad de ejercer cualquiera de estos cargos por haber sabido dedicar parte de su tiempo a su formación personal, a su desarrollo. Vosotros, los futbolistas que ya colgasteis las botas, sois el futuro de este maravilloso deporte y los actuales, los que todavía estáis en activo, seréis los siguientes aunque ahora no lo veáis. Recordad que si vuestros padres os llevaban al colegio era para que ahora sepáis leer, escribir y entender. Ahora tenéis la oportunidad de ser futbolistas y además de formaros por iniciativa propia, para tener un “día después” con más oportunidades, más experiencia y para poder seguir engrandeciendo vuestra vida y el medio que ha hecho posible todas vuestras satisfacciones… que no es otro que nuestro querido Fútbol. Un abrazo Fernando...

Read More

La recompensa al trabajo y el esfuerzo, Ferrán Giner Peris

Posted by on Jun 18, 2015 in Blog | Comments Off on La recompensa al trabajo y el esfuerzo, Ferrán Giner Peris

La recompensa al trabajo y el esfuerzo, Ferrán Giner Peris

Siempre digo que cualquier titulo, cualquier marca, cualquier trofeo, cualquier reconocimiento en cualquiera de sus categorías en el deporte produce una gran alegría a quien lo recibe y a sus seres queridos, sus padres, hermanos o amigos. El sentimiento es exactamente el mismo porque el significado de ese premio viene dado por el trabajo, el esfuerzo, el sacrificio y la dedicación que durante un periodo de tiempo determinado el premiado y sus allegados han realizado. Por eso, este blog va dedicado a una persona que lleva labrándose su premio desde muy pequeño. Una persona que ha sabido salvar obstáculos, sobreponerse, levantarse y seguir adelante en momentos delicados, tomar sus propias decisiones y confiar en sus posibilidades. Y todo ello a pesar de no recibir ningún tipo de ayuda por parte de su padre, más allá del amor, el cariño y los consejos lógicos que como padre he podido ofrecerle. Esta persona es, como se pueden imaginar, Ferran Giner Peris, mi hijo. Ferrán, como se suele decir, nació con un balón bajo el brazo y fue creciendo con el “inconveniente” (deportivo) del apellido Giner, pero nunca se amedrentó. Empezó como todos, jugando en el patio del colegio, cuando llegaba a su casa jugaba con su hermana Blanca María chutando a una mini portería. Cuando estaba solo chutaba a meter la pelota en una pequeña ventana de ventilación en la que cabía poco más que el balón. Fue creciendo y entró a formar parte de la escuela de fútbol de su pueblo en Alboraya, donde pasó por todas sus categorías. En infantil pasó una temporada por el Valencia CF, pero no le agradó lo que vio y decidió volver a su pueblo con sus amigos y compañeros de siempre. Ferrán siguió creciendo y a la edad de juvenil volvió a tomar una decisión más propia de una persona madura, responsable y solidaria, que de un joven y, por una causa totalmente injusta y dictatorial, dejó el Alboraya a mitad de temporada. Era su manera de solidarizarse con doce de sus compañeros que habían sido expulsados por el capricho de un ‘ser superior’, de esos que por desgracia pueblan nuestro fútbol base; de esos que manejan a su antojo a las personas y creen haber inventado el fútbol. Después de unas semanas entrenando por su cuenta y sin equipo, se marchó al Torrente en Preferente; siguió en el Castellón de Tercera División; luego el Burjassot, y con el Olímpic logró el ascenso a Segunda B. Tras un paso efímero por el Alzira, volvió a Xàtiva, donde acabaron jugando la fase de ascenso a Segunda A. En 2014 ficho por el Nàstic de Tarragona, con quien jugó otra fase de ascenso que no lograron materializar con éxito. Pero llegó 2015 y por fin Ferrán consiguió su primer gran objetivo: el ascenso a la Segunda División del fútbol español. Era el culmen al esfuerzo, la dedicación y la confianza que ha tenido desde niño. Sé que sabe que aún le queda camino por recorrer y, si no lo sabe, le digo aquí que me llena de orgullo que un chaval sin ningún tipo de influencia de su padre consiga superar los obstáculos de su apellido y obtener el premio a su sueño, que no es otro que ser futbolista profesional. Enhorabuena por tanto a Ferrán Giner Peris y a todos los que le apoyan y confían en él. Que sepas que eres un ejemplo para muchos chavales y para muchos padres que, más que apoyar a sus hijos, lo que hacen es criticar a entrenadores, directores técnicos y compañeros de su propio equipo. Por todo ello y por lo que te queda conseguir en el futuro, se despide un servidor enormemente orgulloso de ser su padre. Vamoooooooos...

Read More

Siento, quiero, demuestro

Posted by on May 19, 2015 in Blog | Comments Off on Siento, quiero, demuestro

Siento, quiero, demuestro

En cualquier faceta de la vida, lo que realmente siento es lo que provoca lo que realmente hago.  Pero lo que hacemos no siempre esta cargado de razón, mejor dicho, no siempre lo que hacemos es el resultado de lo que realmente queremos. Aunque el fondo de la acción tenga una dirección clara, ésta depende de algunos factores que hacen que nuestra razón pierda el sentido. Es cierto que uno de mis hijos no tiene buenas notas académicas, por eso hablo con él, le facilito alguna ayuda extra si es que la necesita, le animo y estoy atento a su desarrollo. Por el contrario, mi otro hijo es excelente en sus estudios, dieces y matrículas de honor durante diez años consecutivos, pero este último año “sólo” ha obtenido un par de sobresalientes y algún notable. Hablo con él, le facilito alguna ayuda extra si es que la necesita, le animo y estoy atento a su desarrollo. Al primero le animo porque sé de su esfuerzo para conseguir sus objetivos, mientras que al segundo le animo porque sé de su esfuerzo para seguir creciendo. A ambos trato de transmitir la experiencia y sabiduría que le han aportado todos estos años. Les quiero, aunque a pesar de lo dicho anteriormente, reconozco que les he regañado alguna vez. Sin embargo, hay una cosa que tengo clara en mi familia, que es mi equipo: después de saber el esfuerzo y la implicación de cada uno de ellos por alcanzar sus objetivos y hacer que nos sintamos orgullosos, es inviable, sin sentido e incoherente que cambiemos de opinión radicalmente. Lo que hemos aplaudido, deseado, querido, agradecido, reconocido e idolatrado, no podemos criticarlo de repente sin pensar que somos un equipo, que todo no depende solo de uno. No podemos olvidar jamás que los éxitos que ha conseguido uno a nivel personal han influido positivamente en el equipo. Es más, no podemos pasar por alto que, a pesar de que uno ha conseguido todo lo que tantos hemos deseado, también es persona, se equivoca y tiene limites. En ese momento justo es cuando no podemos abandonarlo. Precisamente cuando las cosas no son como uno quisiera es cuando más fuertes hay que estar y más hay que apoyar. Recientemente vivimos un ejemplo de olvido colectivo en el Bernabéu. Íker se llevaba una monumental pitada, sin razón, ante el Valencia CF. Sus seguidores olvidaban de un plumazo todo lo vivido junto al guardameta, se olvidaban de todos los años de éxitos y glorias. Por desgracia es sólo un ejemplo entre los cientos que ocurren en este mundo del fútbol. El caso de Iker es, volviendo al símil de la familia, como decir que ya no queremos a nuestros hijos cuando cumplen la mayoría de edad, a pesar de haberlos criado y haber disfrutado con ellos. Es pensar que, como ya tienen independencia, ya hemos cumplido nuestro papel. Pues NO. Mi equipo será siempre mi equipo hasta que me muera y los componentes de mi equipo estarán siempre a salvo de los intereses personales de ciertas personas o grupos que olvidan que mi familia, mi equipo, tiene su árbol genealógico que hace que nosotros existamos, y que si no lo reforzamos con nuestras acciones, ese equipo se romperá, abandonará y seremos menos para defenderlo. De no ser así habremos fracasado como padres, como equipo, como familia y como afición. No podemos aplaudir una matrícula de honor y silbar un notable unos minutos, horas o días mas tarde, porque quizá ese notable viene dado porque esa persona ha tenido que estar más pendiente de los otros miembros del equipo que de él mismo. Y eso se llama compañerismo, se llama familia, se llama equipo, se llama agradecimiento. Ésta es mi reflexión sobre lo que siento, quiero y demuestro. Por todo ello, gracias a todos los que compartís este punto de vista. Y, por supuesto, sin saliros de vuestras Casillas...

Read More