Proceso de creación

El proceso consta de dos partes principales: 1) La pieza en sí: cada pieza recibe un tratamiento diferente, dependiendo del material a tratar. Según el tejido de la indumentaria, serán necesarios unos productos u otros, que secan de manera natural durante 15 días, moldeándola al mismo tiempo para darle la estructura que el autor pretende. La sensación que finalmente trasmite la pieza terminada es la de estar en movimiento, y se personaliza hasta tal punto que se recrean características físicas del propio deportista.

2) El fondo de la pieza: refleja también parte de la historia de la camiseta; se plasma el momento, se refleja el partido o evento y configura la obra completa, ya que es la unión de la camiseta y ese fondo creado para la obra, lo que da testimonio del momento histórico. El conjunto de todo es lo que le confiere carácter único.

Los fondos son personalizados por el autor, consensuando con el protagonista para darles aún mayor carácter único y que la pieza trasmita ese carácter personal e Irrepetible.